Archivo | septiembre 2012

TERAPIA DE PAREJA

Cuando iniciamos un proyecto de pareja suele ser el resultado de un encuentro por amor de dos personas, de las que surge la necesidad de formar una familia o llevar a cabo un proyecto de vida en común.

Lo esperable de esta empresa es que la unión enriquezca la vida personal de cada uno de los integrantes, pero para ello se requiere un grado de madurez individual y una posición subjetiva clara en cuanto a objetivos a alcanzar en la vida.

En el transcurso de la convivencia puede haber episodios de plena complementariedad, compañerismo, pasión; así como dificultades ante las adversidades, acostumbramiento, desconfianza o insatisfacción.

En estos avatares, los integrantes de la pareja son actores y responsables del recorrido que transitan.

Puede haber diferentes situaciones que provoquen una crisis en la pareja, un desencuentro.  Cuando ésto ocurre hay un estancamiento de la relación en la que se tiene la sensación de girar alrededor de las mismas cuestiones que generan conflicto, repitiendo las misma argumentaciones por ambas partes.

Puede ocurrir que la pareja sea capaz de romper el círculo del conflicto recuperando la comunicación y encontrando posibilidades para una salida exitosa, en otros casos, requerirá la consulta con un especialista.

Hay ciertos prejuicios respecto de esta consulta por temor a abrirse a un desconocido, a agravar el conflicto, a remover y reactivar situaciones pasadas…Si bien son cosas que pueden ocurrir en la consulta, no son generadas por ella, sino que eran preexistentes y sólo a través del trabajo conjunto podrán resolverse.

A pesar de que la fantasía de cada uno de los integrantes gire alrededor de que la incomprensión o el fallo radica en el otro, una condición imprescindible para iniciar una terapia es el reconocimiento de que en temas de pareja siempre hacen falta dos, con el correspondiente compromiso e implicación por parte de ambos.

El profesional se incluye como tercero, y ofrece un punto de vista distinto con el fin de orientar a la pareja en cuanto al reconocimiento de las dificultades, por un lado y por el otro, de recursos con los cuales se pueden afrontar.

Lic. Marcela Pereyra

Colegiada 19259

Móvil 651 821 085

Anuncios

CONSULTA PSICOLÓGICA ON LINE

La consulta psicológica on line ofrece una alternativa a la consulta tradicional presencial gracias a la evolución de las nuevas tecnologías y en respuesta a los movimientos migratorios, permitiéndonos de esta manera sostener el lazo terapeútico entre el profesional y sus pacientes más allá de las distancias.

Todo surgió en Estados Unidos en el año ’96. De ahí el nuevo tratamiento se comenzó a expandir hacia Europa y, más recientemente a Latinoamérica, donde Brasil es el principal país donde se utiliza.

Consiste en sesiones de una hora por videoconferencia (skype, messenger, google talk).  También nos brinda el soporte adicional de la comunicación vía correo electrónico.

Esta modalidad se desarrolla dentro del mismo marco que el de un tratamiento convencional en cuanto a tiempo, frecuencia, acordado entre profesional y paciente de acuerdo con el requerimiento adecuado para el tipo de consulta, con la ventaja que implica en los casos de imposibilidad de movilidad por parte del paciente y para situaciones como crisis de ansiedad y  algunas fobias.

Marcela Pereyra

Lic. en Psicología

Col. 19259

Móvil: 651 821 085

Skype: marcela.silvia.pereyra

DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA:

El estado depresivo en el adolescente puede ser una situación temporal que responde a diferentes eventos como el proceso normal de maduración, el camino hacia la independencia de los padres, los cambios físicos y psíquicos o por acontecimientos puntuales como la ruptura con una pareja, muerte de un ser querido o fracaso escolar.
Síntomas a tener en cuenta:
• Agitación

, inquietud e irritabilidad 
• Cambios en el apetito (por lo general pérdida del apetito pero a veces 
aumento) 
• Dificultad para concentrarse 
• Dificultad para tomar decisiones 
• Episodios de pérdida de la memoria 
• Fatiga 
• Sentimientos de minusvalía, desesperanza, tristeza u odio hacia sí 
mismo 
• Pérdida del interés o el placer en actividades que alguna vez eran 
divertidas 
• Pensar o hablar acerca del suicidio o la muerte 
• Problemas para dormir, sueño excesivo, somnolencia diurna
También puede manifestarse por cambios de comportamiento, por: rendimiento escolar inconstante, actitud desafiante ante la autoridad, comportamientos delictivos, alejamiento de familia y amigos.
En el caso de que este tipo de sintomatología persista por más de dos semanas es importante la consulta con un profesional para realizar diagnóstico y tratamiento correspondiente.
El diagnóstico en esta etapa evolutiva es complicado puesto que hay muchos signos que son característicos de la adolescencia, es por ello que padres y docentes estén atentos para poder detectarlos a lo largo de un período mayor de dos semanas.
El tratamiento puede ser psicoterapeútico y psicofarmacológico. La importancia del tratamiento psicoterapeútico consiste en el apoyo que ofrece al adolescente para encontrarse a sí mismo en este camino hacia la madurez, con sus potenciales y recursos. Será importante también contar con la participación de la familia durante el proceso de tratamiento.
Lic. Marcela S. Pereyra
Colegiada: 19259
Móvil:             651 821 085