ACOSO ESCOLAR

El acoso escolar se suele dar a partir de la pre-adolescencia y es un fenómeno que implica directa o indirectamente tanto a la víctima como al agresor o agresores, los compañeros y los adultos (padres y profesores)”.

“En ocasiones, el miedo a la reacción de los agresores o a la falta de comprensión de los adultos dificulta que la víctima comunique su situación”.

“(…) concretamente, las amplias posibilidades que brinda la actual telefonía móvil, son empleadas perversamente por los “ciberacosadores”.

En la siguiente entrevista, Pilar Solé, psicóloga colaboradora del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRICA MENSALUS, nos habla sobre el acoso escolar y la gestión de conflictos en este ámbito.

¿Qué es el Bullying?

El concepto de Bullying corresponde al maltrato que ocurre entre compañeros generalmente en el ámbito escolar. Se diferencia de las conductas conflictivas que pueden ocurrir en el marco de las relaciones sociales por la reiteración en que se producen las conductas agresivas y porque la víctima está en situación de inferioridad con respecto al agresor o agresores.

Este tipo de maltrato se caracteriza por proceder de un modo sistemático y estratégico y extenderse por un periodo de tiempo más o menos prolongado. Es un proceso en el que la persona que lo padece se siente en desventaja, es acosada habitualmente durante el camino del colegio a casa o en la hora del recreo, y se convierte en víctima de agresiones físicas como empujones, codazos o puñetazos. Además, está sometida a continuas burlas y comentarios hirientes, así como mentiras y rumores sobre ella.

¿Qué tipo de chicos suelen ser víctimas de Bullying?

Generalmente suelen ser objeto de Bullying los chicos/as que tienen alguna característica diferencial respecto al grupo, ya sea física o psicológica, por ejemplo: población inmigrante, personas con alguna minusvalía, homosexuales, chicos/as con problemas de lenguaje, con sobrepeso, jóvenes con buenos resultados académicos, etc.

¿Existen distintos tipos de maltrato dentro del Bullying?

Sí. Existe maltrato físico, verbal y psicológico. El maltrato físico se caracteriza por peleas y destrozos, el verbal por insultos, rumores e difamación, y el psicológico por amenazas, chantajes y aislamiento entre otros.

Por otro lado, puede haber diferentes grados de gravedad según la magnitud de la conducta y los efectos producidos en las víctimas.

¿Cómo se desarrolla?

El acosador habitualmente fija unos objetivos potenciales. Éste pasa a realizar pequeñas intimidaciones que no son afrontadas fácilmente por la víctima, mientras que los espectadores (otros miembros del grupo) le apoyan o se desentienden de las agresiones. Después de ello, comienza la agresión física. La intensidad de las agresiones va aumentando paulatinamente acompañada de un sentimiento de frustración, soledad y desesperación, y una afectación de la autoestima de la víctima.

¿El Bullying se da entre jóvenes de todas las edades?

Se suele dar a partir de la pre-adolescencia (10 años) y es un fenómeno que implica directa o indirectamente tanto a la víctima como al agresor o agresores, los compañeros y los adultos (padres y profesores).

¿Cómo afecta a la víctima?

Tal y como indicábamos anteriormente, la víctima suele sentirse sola y aislada. Habitualmente aparece miedo, vergüenza, disminución de la autoestima y, en estas circunstancias, se hace realmente difícil poder hablar de ello con los padres o los profesores. En ocasiones, el miedo a la reacción de los agresores o a la falta de comprensión de los adultos dificulta que la víctima comunique su situación.

Además, en determinados casos de Bullying pueden aparecer síntomas de ansiedad y depresión de distinto grado de gravedad que, en casos extremos, pueden conducir a realizar intentos de suicidio por el elevado sentimiento de desesperanza.

¿Qué pueden hacer los padres?

Es importante establecer una relación de confianza con los hijos, pasando tiempo con ellos y manteniendo diálogo sobre diversos temas. Resaltamos el poder ofrecer alternativas para solucionar los problemas y procurar entrar en detalle si relatan situaciones de agresión para tener así información de la amplitud de las mismas. Por otro lado, si la situación es grave, es importante contactar con el colegio y conseguir así una actitud de confianza y colaboración.

Si el chico/a no expresa, es importante estar atento a toda una serie de manifestaciones tales como nerviosismo, temores, miedos, aislamiento o irritabilidad. Puede que aparezca absentismo escolar o pérdida de interés por salir con los amigos, aunque estas manifestaciones no son propias del acoso escolar y pueden deberse a otros problemas. En ocasiones, también puede ser necesario consultar con un psicólogo tanto para asesorar a los padres como para ayudar al joven.

¿Qué pautas pueden ayudar a resolver conflictos en el ámbito escolar?

El conflicto forma parte de nuestra vida y aparece en ella en diversidad de contextos y situaciones. Aun así, aunque sea un elemento natural, no siempre se sabe gestionar de la forma más correcta.

Para mejorar la convivencia educativa y prevenir la violencia, es preciso enseñar a resolver conflictos de forma constructiva, es decir, por medio de la razón y el diálogo.

Un posible método de resolución de conflictos se desarrolla en los siguientes pasos:

Definir el conflicto para comprenderlo en su globalidad.
Establecer cuáles son los objetivos a conseguir y ordenarlos según su importancia.
Buscar posibles soluciones al conflicto.
Elegir la solución más funcional y elaborar un plan para llevarla a cabo.
Llevar a la práctica la el plan.
Valorar los resultados obtenidos y, si no son satisfactorios, repetir el procedimiento

¿Cómo han afectado las nuevas tecnologías al acoso escolar?

El uso extendido de la telefonía móvil e Internet ha dado lugar a nuevas modalidades de acoso escolar o Bullying. La intimidación mediante mensajes de texto, correos electrónicos anónimos o páginas Web difamatorias, es cada vez más habitual. Así pues, las víctimas ahora son doblemente perturbadas: dentro de clase y fuera de ella.

Concretamente, las amplias posibilidades que brinda la actual telefonía móvil, han sabido ser empleadas perversamente por los “ciberacosadores”. Con ello nos referimos desde llamadas anónimas silenciosas en horarios inoportunos, insultos y gritos, hasta mensajes intimidatorios en distintos formatos (mensajes de texto, imágenes, grabaciones de vídeo o mensajes de voz, etc.) Todo ello refuerza la postura agresiva del acosador.

Muchas gracias Pilar.

Entrevista realizada por Mª Teresa Mata.
http://www.mensalus.es/blog/acoso-escolar-bullying/

Anuncios

2 pensamientos en “ACOSO ESCOLAR

    • Muchas gracias por el comentario y me alegro de que haya sido de su interés. Respecto de si estoy de acuerdo con la conclusión, me agradaría que puntualizara acerca de qué es lo que suscita su duda y lo comentamos. Saludos
      Thank you very much for the comment and I’m glad it has been of interest. As to whether I agree with the conclusion, I would like to punctuate about what arouses your question and we discussed it. Regards

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s